18 jun. 2012

Entrevista a Rioga x Musa

  
Musa:  Presentación. 
Rioga:  Soy un escritor de graffiti de Barcelona, pinto Rioga y desde 2006 represento al grupo TSK, junto a Vino, Blue, Rocky, Amigo, Crue y Muse.

M:  ¿Qué significa pertenecer a este grupo para ti? 
R:  Es el grupo de trenes que más he respetado, fue un honor que contaran conmigo y apostaran por mí. Desde mi punto de vista somos lo más parecido a una familia, con lo bueno y, algunas veces, lo "no tan bueno" que eso conlleva. Siempre me he visto como el hermano pequeño, incluso un poco consentido, pero el tiempo pasa y hay que madurar...

M:  ¿Cómo definirías tu estilo?
R:  Remite directamente al trainwriting que se desarrolló a principios de nuevo milenio en el sur de Europa. El extinto grupo PME (Honet, Pum, Riot, Vino…) representa en gran medida ese concepto de estilo, que se basaba en las mismas premisas que TSK: innovación y simplificación en las estructuras de las letras. En esa misma época el graffiti nórdico y el de Polonia también me causaron un enorme impacto así que creo que puedo tener rasgos que recuerden. Inevitablemente mi estilo también está influenciado de alguna manera por el de los escritores que más me gustan o me gustaron en un momento concreto y, por lo tanto, es un homenaje a todos ellos: Blue, Vino, Taylor, Turn, Bitch, Nug, Mr. X, Kegr, Que, Hue, AngelChob, Cyrus, Mr. Maks, Taps entre una larga lista…


M:  Eres un escritor que está al muy al día respecto a lo que se cuece en el graffiti a nivel mundial... ¿A dónde vamos? 
R:  Tampoco tanto eh?.. A corto plazo, el resultado de la crisis económica va a influir en el mundo del trainwriting occidental positivamente. Grecia es un ejemplo y más países caerán. En España se empieza a notar en algunos puntos, pero la situación es impredecible debido al alto porcentaje de retrasados mentales en cargos de responsabilidad pública. En cuanto a paredes, cada vez más se está aceptando el graffiti como temática en el mundo del arte, pero en la calle cada vez hay más prohibición. Las mismas personas que bombardean expondrán en galerías, pero las masterpieces se harán únicamente por encargo. A largo plazo, aunque haya opiniones positivas al respecto, yo creo el graffiti será expulsado de las ciudades occidentales y la actividad se convertirá en turismo: los writers viajarán a los países subdesarrollados para poder pintar trenes y metros a gusto, como lo hacían antes en sus ciudades. Los tags en la calle serán erradicados de las zonas céntricas de cada urbe. A menos que las crisis periódicas lo impidan. Sólo cuando el graffiti se extinga se considerará como un arte perdido de incalculable valor cultural.
 
M:  ¿De dónde venimos?
R:  El graffiti writing nació en Nueva York, pero tubo que exiliarse. En Europa se ha reinventado completamente el graffiti, sobretodo sobre metal. En estilo y en actitud. A un escritor que haya vivido en Nueva York en los 80 le parecerá una soberbia gilipollez pintar trenes que se borrarán el mismo día. El juego se ha cambiado, lo importante no es llegar a toda la ciudad, sino hacerlo para uno mismo y, si uno quiere, compartirlo con el resto del mundo gracias a los medios a su disposición (revistas e internet). Y la pandemia se hace más grande: Sudamérica, Australia, Canadá e incluso Estados Unidos se están plagando de personas que ponen en riesgo su libertad por la foto de un panel. Hay gente que dice que no hemos inventado nada, que todo viene de Nueva York.  Yo no creo que sea así, en Europa se ha inventado desde pintar en saltos a la pintura especializada, desde los palancazos hasta la vigilancia sistemática o el concepto de crew con nombre único, por no hablar de infinidad de estilos. La cultura del graffiti en Europa es acojonante como para insinuar que no podemos tener una actitud propia…

M:  Trenes. ¿Qué representan para ti?¿Cuál es tu modelo favorito?
R:  La superficie por excelencia para el graffiti con la identidad que uno quiera. Se puede dudar si un hall of fame es graffiti, o un tag con tiza o una pieza sin trazo. Pero un tren pintado, sea lo que sea, siempre será graffiti y nadie podrá decir lo contrario. Rulando o borrado, aquí y en Lima. Hay una única unidad en el metro de Moscú que es marrón y lleva el símbolo de la hoz y el martillo. Pero tocar eso es como una fantasía. La verdad es que mi modelo preferido es el cercanías espejos, parece que cuando lo construyeron lo hicieron a posta para que cuatro personas pintaran en cada vagón sin discutir.

M:  Anécdota grabada a fuego. 
R:  La fuga de 12 horas en el metro de París junto a Hawk y Jers de Blow crew en el 2004. Seguro que ellos también la tienen grabada a fuego, aunque sé que van diciendo por ahí que fui el único que se quedó dormido en el techo del metro… ¡un saludo para ellos si me están leyendo! También hubo una buena en Barcelona en la que un madero se partió la espalda intentando atraparme y otro estampó un coche contra las vías intentando atropellar a Rocky… Dios, me di por muerto. Cuando llegué a la universidad lleno de heridas los compañeros no quisieron ni preguntar qué cojones había sucedido…
M:  ¿Cómo llevas la tensión? ¿Es una adicción a la adrenalina de la acción o...? 
R:  Cando tus primos te pisan los talones siempre lo más importante es tener la cabeza fría y confianza en uno mismo. No siempre se consigue en el 100% de los marrones. Desde preparar los colores hasta el cafelito o cerveza de después, todo tiene su punto. Quizás el mejor momento es cuando empiezas a rellenar o cuando te estás marchando y te giras por última vez para ver la pieza acabada… Cabe decir que uno de los sentimientos más grandes que puede sentir nadie es el encontrarse con la propia pieza rulando por casualidad.

M:  ¿Violencia en el graffiti ilegal?
R:  La violencia, aunque está monopolizada por el estado, forma parte de la vida misma y del ser humano. En el graffiti, al estar fuera de la ley, es bastante legítima,  sobretodo contra la seguridad, pero en mi opinión no es nada aconsejable: es mejor que la denuncia sea sólo por daños, si hay violencia de por medio es muy perjudicial para todos los escritores. Es más lógico que se de entre los mismos escritores, pero por mi experiencia cualquier reyerta nocturna de sábado noche puede ser mucho peor…

M:  ¿Cómo sería tu vida sin graffiti?
R:  Si jamás hubiera pintado… ¡puede que incluso hubiera llegado a arquitecto!
Es una pregunta muy difícil… quizás me hubiera dedicado al mundo del arte, del tatuaje, del diseño… o de todas esas cosas a las que se dedica la gente que deja de pintar. (Que nadie se sienta ofendido, es una broma y una forma de animar a pintar).

M:  ¿Cómo se compagina crecer, con lo que conlleva, y seguir pintando?
R:  La clave es no tener novia y dormir menos. Lo primero es más difícil de lo que parece. Lo segundo también. 

M:  Despedida?
R:  Disculpas por el tostón y un saludo enorme a mi familia TSK, a mis chicos con el codo en la barra 24/7, a la tortuga 4.0 y todos los que compartieron buenos momentos conmigo o alguna vez sintieron algo positivo gracias a mí.
Vía (M)

No hay comentarios:

Publicar un comentario