8 dic. 2013

Entrevista a Azyle x Frank151


En el nuevo número de la revista Frank151 nos encontramos con una interesntísima entrevista a Azyle. Os dejamos con un adelanto que han publicado en la web, si queréis leer el resto se encuentra en el número 27, de la edición francesa, de la mencionada revista.

Punition (o "castigo" en inglés) - La misma firma repetida en columnas sobre un tren. Esa es la definición. Como en sus orígenes, apareció en el metro de París a principios de los 90, per nadie sabe realmente de donde venía.Hay fotos de "castigos" en el libro Subway Art, pero después de eso, en parte por la ausencia de documentos, es dificil saber quien lo popularizó. Sheek los hizo, Fame también. Después, pero todavía en los 90, crews como VEP, FG y DKC, continuaron practicándolo. Pero, el único que hizo de esta manera de bombardear su marca, y que sigue en activo, no es otro que Azyle. Nos juntamos con el para que nos explicase más a cerca de este fenómeno.
Frank151:  ¿Cuál es el origen de la expresión “la punition”?
Azyle:  No lo sé, no fuí yo el que llamó "castigo" a lo que hacía. Para mí, probablemente fuí yo el que llevó al límite la propia expresión. Para otros era como las repeticiones que te mandaban en el cole cuando eras un niño. Escribiendo en columna, en la pizarra: "Prometo no volver a insultar al profesor de nuevo. Prometo no volver.." Algunas personas se reían de mí, preguntándome: "Oh! Azyle, te han castigado de nuevo?" Para mí las dos definiciones van de la mano.
F151:  ¿Cuándo fué la primera vez que oíste hablar de "castigo"?
A:  Antes de empezar a hacer "castigos" nunca había oído hablar de ellos. Después alguien me comentó que había una foto de "castigos" en el Subway Art, así que imagino que yo no soy el inventor. Además, una práctica puede tener diferentes creadores. La primera vez que hice uno (a principio de los 90) salió de mí. No había visto a nadie en el metro que hiciese eso como yo. Estaba firmando y la idea me vino a la cabeza, imagino que como le vino a alguien en Nueva York unos años antes.
F151:  ¿Cómo desarrollaste la idea?
A:  Me vino de los espacios en blanco que había en los vagones de metro. Esos espacios en blanco me molestaban. Mi meta se convirtió en rellenar los vagones hasta que no hubiese ninguno. "Hay espacios en blanco, tengo que rellenarlos". Entendí que esa era la razón por la que debía seguir firmando y firmando. En aquel entonces fué algo que hice para hacerme ver más que otros escritores. Quería estar seguro que no habría espacio para ellos, y eso les impactaría al ver pasar mi vagón. Quería mirar mi vagón y decirme: "No, no lo volveré a hacer". Saldría de la cochera, no porque no quisiese firmar más, sino porque no podía firmar más. La satisfacción de un trabajo bien hecho. Tienes que verlo con la perspectiva del tiempo ya que en aquella época éramos muchos sólo firmando, debes de encontrar la manera de estar en la competición por encima de los demás. Cuando empecé a hacer "castigos", había muchos escritores con estilos muy marcados. Era difícil hacer que la gente hablase de mi estilo, que no estaba muy desarrollado en aquella época. Esta técnica me permitió destacar y hacerme un nombre más allá de mi estilo.
F151:  ¿Empezaron el resto de escritores a hacer "castigos" para competir contigo?
A:  Veámoslo de esta manera, el termino se me adjudicó desde que empecé a hacer sólo "castigos". Algunos escritores utilizaron técnicas similares pero era más común hacer firmas más grandes que hacer tantas como pudieses. Había vagones increíbles como los de Strat y Duel, también de los 93MC entre otros, usando esta técnica. Pero no recuerdo nadie que sólo hiciese "castigos". En aquel tiempo muchos escritores empezaron a hacer graffiti diferente al del resto; además de eso, el graffiti se empezó a ver como un noble logro a parte de las firmas. Para mí, yo continué haciendo firmas de esa manera (ocupando espacios similares al de una pieza), era mi manera de mostrarme. También había razones logísticas que me llevaron en esa dirección. En esa época era menor y mis padres estaban tras de mí por varios arrestos. Robaba mis rotus y mis tintas y podía esconderlos muy fácilmente, pero con los sprays la cosa se complicaba. Nunca pensé en que podría ser un artista.. me encanta firmar, no colorear. Los "castigos" son el placer de firmar.
F151:  ¿No tienes la impresión de estar estancado al hacer siempre lo mismo?
A:  No, para mí sigue habiendo progreso porque la composición siempre varía. Esto es lo que me movió hacia delante, empecé a hacer "saturaciones" (superposiciones  de firmas) en lugar de "castigos". Pero es cierto que en aquel entonces me lancé en esta dirección, ya que me hizo ser la comidilla de la ciudad. Tal vez esta opción me impidió descubrir otras cosas. En cierto modo, es la manera en la que la gente reaccionó a lo que hice, la que me hizo seguir haciendo lo mismo y en consecuencia, desarrollar de mi propia identidad.
F151:  ¿Cuales son las similitudes entre "castigos" y "saturaciones"?
A:  El pensamiento de hacer siempre más y más, encontré la forma de saturar la mente de la gente aún más, hacer que fuese más impactante. ¿Qué será lo próximo? Todavía no lo sé, así como no sabía que vendría antes de descubrir las "saturaciones"..

Vía (F151)

No hay comentarios:

Publicar un comentario